Foto: difusión

No cabe duda el inmenso daño que ocasiona el coronavirus a la industria musical y el distanciamiento social obliga a cancelar conciertos o festival, mucho menos está permitido hacer mosh pits.


Por ello, una respuesta práctica y así evitar el contagio, serían los shows con carros y los artistas se presentarían ante prácticamente un estacionamiento o un lugar de aparcamiento. 

En la mayoría de gobiernos, los conciertos y la congregación de masas es lo último que se permitirá en el plan de libramiento social, por ello los eventos con autos será la mejor opción.

Esta ingeniosa idea que era cosa del siglo pasado, ya se aplica en países europeos como Alemania, Lituania, Dinamarca y Hungría. Ha sido un éxito ya que la gente quiere ver en vivo a sus artistas preferidos.

Con tecnología de Blogger.