En una nueva entrevista con el podcast Toby And The Whole Truth, el cantante de Saxon Biff Byford habló acerca de la gran cantidad de artistas que terminan en las drogas y el alcohol para escapar de los problemas mentales asociados con estar de girar y ser parte de la industria musical.

Durante la entrevista, el cantante inglés dijo: "Cuando estás girando a alto nivel, es muy fácil complacerse con diferentes cosas. Ya sabes, te darán cualquier cosa. La gente simplemente quiere ser tu amiga, supongo. Nosotros nunca tuvimos un problema con las drogas. Sé de otros tipos que han consumido drogas. Quinny (refiriéndose al guitarrista Paul Quinn) y yo hemos tenido un porro aquí y allá. No se convirtió en un hábito, no nos enganchamos en eso. Sé de alguna gente para la que ello era lo primero de la mañana, estaban todo el día y después se iban a dormir. Te termina destruyendo el cerebro si tomas demasiado".




"Ninguno tenía problemas con el alcohol", continúa el cantante. "La gente había experimentado con el LSD y ese tipo de cosas, y eso era lo más grande en los setentas. Con la cocaína, tomé un par de veces. Así no tengo nada para estar deprimido, a decir verdad. No estaba casado en esa época. Hay que recordar que Steve [Dawson, bajista] y Graham [Oliver, guitarrista] estaban casados, así que hacían las cosas de una manera diferente".

"No creo que tuviéramos una gran presión sobre nosotros. Como buscamos esto durante tanto tiempo, cuando por fin lo tuvimos sabíamos que no queríamos tirarlo todo".

"Hay ciertas personas que tienen un gente que las hace adictas a un montón de cosas diferentes, y algunas personas se hacen adictas a las drogas, y eso es malo, es muy malo", agrega. "Por suerte, no teníamos ese problema en la banda. No significa que no fuéramos por el mundo haciendo desastres, pero ninguno era un adicto".

Fuente: Blabbermouth
Con tecnología de Blogger.