Corría el año 1985 y la banda estadounidense W.A.S.P., liderada por el gran Blackie Lawless presentaba el segundo disco "The Last Command" en España. 


Para celebrar, fueron a comer comida típica y los llevaron a uno de los restaurantes más emblemáticos en Madrid llamado Casa Botín en donde se pueden degustar platillos típicos.

A sorpresa de muchos, Blackie Lawless se pidió unos nachos con guacamole y enchiladas, pero hubo que explicarles que no servían comida mexicana, sino española.

Al final, el líder de W.A.S.P. optó por un entrecot a la pimienta, pero como todo un buen americano le añadió ketchup y mostaza.


Con tecnología de Blogger.