Empezaba a oscurecer el primer día del Hell and Heaven Fest y es que sonó "Mr. Crowley" de Ozzy Osbourne dando a entender de es uro de Powerwolf.


Los alemanes eran combo con los suecos de Amon Amarth en la gira latinoamericana y venían de haber cancelado canciones por disposiciones de las autoridades locales, pero tuvieron un show en donde demostraban quién manda en cuanto al power metal.

Solo 10 canciones tocó Powerwolf, pero pudo introducir a sus fanáticos su más reciente disco "Fire & Forgive", además de lo esencial.

Los de Saarbrucken llevaron todo su repertorio, además de la energía proyectada y casi nos hacía olvidar que lo que seguía era Amon Amarth.








Con tecnología de Blogger.