Foto: Difusión
Durante una reciente entrevista con The Sun, Ozzy Osbourne habló sobre los problemas de salud que atravesó recientemente y de los que todavía se está recuperando.

Como se informó, el cantante de Black Sabbath se había caído y agravado una vieja lesión en el cuello. También hizo público su diagnóstico de Parkinson. Ahora habló sobre su salud:


Advertisement


"Tengo un dolor increíble las 24 horas del día, los 7 días de la semana ... Lo recuerdo [la caída que causó la lesión] como si fuera ayer. Estaba acostado allí tan claro y tan calmado como cualquier otra cosa y pasó repentinamente."

"Tengo que tomar todos estos analgésicos, pero me muero por todas las cosas con opiáceos que no puedo tener. La enfermera guarda mi medicamento para que no tome nada aparte de lo que me dan".

"Tiene que ayudarme a cambiarme, a bañarme... es jodidamente incómodo, ¿sabes?

"Si tuviera que elegir entre el Parkinson y el maldito cuello, iría por el Parkinson. He estado en cama durante un año.

"Primero tuve una infección en la mano, que me sacó de la carretera, luego tuve neumonía, luego me caí, luego me operaron y aquí estoy hoy. Me está volviendo loco".

Con tecnología de Blogger.