Ozzy Osbourne aseguró que el parkinson que padece había sido diagnosticado desde el 2003 en entrevista a Los Ángeles Times.


"No voy a morir de parkinson. Estuve trabajando con la enfermedad la mayor parte de mi vida", dice 'el príncipe de las tinieblas' quien no le teme a nada.

"Engañé a la muerte muchas veces. Mañana leerás que Ozzy Osbourne nunca se levantó esta mañana, pero nadie diría que es su final", declara firmemente el vocalista.

Además, el músico detalló que las medicaciones le causan a veces pérdida de memoria a corto plazo, pero que sigue deseando volver a la carretera para dar conciertos y satisfacer a sus fanáticos.

"Ha sido una carrera interesante e increíble. La gente ha escrito sobre mí una y otra vez, pero yo sigo volviendo una y otra vez de esto", aseguró sobre todos los rumores que se filtran en medios con información de dudosa procedencia.

Con tecnología de Blogger.