James Hefield reapareció en la ceremonia de inauguración de autos clásicos del músico y todos los fanáticos de Metallica están contentos. En este evento, el frontman habló sobre el futuro de la banda.


Sobre el siguiente disco de Metallica contestó: "Es una buena pregunta. No sabemos. Ahora estoy sentado en el Museo Petersen (risas) y no sé qué pasará después. Solo estoy sentado y pensando en qué será lo mejor para nosotros. No sé lo que se viene. Aunque tengamos algo de miedo de lo desconocido, lo sentimos lo suficiente para como estar vivo".

Sobre el pasado reflexionó que siembre quiso estar en una banda: "solo sabía que iba a ocurrir. Así que comencé a tocar con mis amigos en una banda llamada Obsession. Nos presentábamos con covers en fiestas de colegios. Luego, anduve con gente mejor que yo y así mejoré. Es algo que siempre quise y a toda costa".

Además, contó que hace 30 años en Los Ángeles todos querían ser como Eddie Van Halen, así que vendió su guitarra y se compró un buen micrófono y se audicionó como vocalista. Cuando conoció a Lars Ulrich le contó que estaba cantando, pero él dijo que estaban buscando un guitarrista, así que volvió al instrumento de cuerdas. 

Sin embargo, también empezaron a buscar vocalista y asumió la doble función: "fue todo un reto y me exigí, aunque tuve bastante apoyo. Me decían que no debían tener un frontman que se moviera por todos lados, así que me dieron mucha confianza".




Con tecnología de Blogger.