Dos legendarios guitarristas, Tony Iommi y Brian May se habían cruzado en un evento. Lejos de estar serios, el músico de Black Sabbath le gastó una broma a su colega de Queen.


Tony Iommi le hizo la típica broma de tocarle el hombro y Brian May cayó redondo en su troleo. Voltea y no hay nadie, así que se ve a su amigo quien no pudo contener la risa, mostrándole un pequeño gesto de cariño.


Con tecnología de Blogger.