En una reciente entrevista con Kerrang! Radio, se le preguntó a Corey Taylor si la hermandad entre él y sus compañeros de banda llevaron a Slipknot a ser lo que es hoy. El vocalista respondió lo siguiente.



"Definitivamente ha habido momentos más tensos que buenos. Todos somos frenéticos; todos venimos de diferentes orígenes musicales, ambientales y culturales. A veces ha sido difícil. Pero lo que he notado a medida que avanzamos y seguimos haciendo esto, es que nos hemos permitido reconocer lo buenos que realmente somos. Nos hemos permitido alejarnos del estoicismo que proviene de ser de occidente, y nos hemos abrazado".

Hablando sobre la longevidad de Slipknot, Corey dijo: "Reconocemos que se necesita trabajo para estar en esta banda y cuando todos lo hacemos hay una apreciación que tal vez antes sentimos que no podíamos mostrar, y cuanto más mostramos esto, lo mejor que nos sentimos como una hermandad."

"Hubo momentos en los que estuve tan cerca de alejarme de esto, y estoy realmente contento de no haberlo hecho, para ser honesto", continuó. "La recompensa ha sido fantástica, especialmente ahora que estamos en este lugar realmente grandioso y estamos actuando a un nivel que aún es de primera categoría. Y escribir música que todavía es realmente buena y que se conecta con una generación completamente nueva, lo cual es una locura. No creo que pudiéramos haberlo hecho con nadie más, para ser honesto".




Durante la misma conversación, Corey reveló que Slipknot casi termina después del lanzamiento de su álbum debut homónimo en 1999.

"Cuando realmente explotamos, tuvimos conversaciones serias sobre separarnos, hacer la gran Sex Pistols, sacar un álbum masivo y luego decir, '¡Jódanse, nos vamos de aquí!'", dijo Corey. "¡Fueron conversaciones reales! Siento que les hemos fallado a todos al hacer 'Iowa'. Fue una gran cosa pensar en eso. No se esperaba nada de esto, hombre. Todavía es un sentimiento extraño ".
Con tecnología de Blogger.