Este niño nos hace sentir realmente que en futuras generaciones todavía hay personas que apoyarán la música con instrumentos reales.


Por la bajada de reyes y en un comienzo el niño quedaba muy contento con su guitarra de juguete la cual pudo tocar por unos segundos hasta que sus padres se la quitaran.

Ni bien vio la caja de guitarra, tuvo una reacción inesperada, lloró porque seguro quería uno y su sueño es convertirse en un gran guitarrista.

Acá podemos decir que los papás se esfuerzan porque su hijo tenga un crecimiento íntegro junto a la música que mucho hace falta a esta época.


Con tecnología de Blogger.