Rush es de esas bandas legendarias que uno quiere verlo en vida una y otra vez, no importa cuántos años hayan pasado ni cuántos años tengan los músicos. Es de esas agrupaciones que hace detener el tiempo para siempre.


Muchos queríamos ver otra vez a Geddy Lee, Neil Peart y a Alex Lifeson reunidos, pero esto nunca más se podrá ya que el baterista falleció por cáncer. Tampoco podemos decir en estos momentos qué tanto hace gracia verlos sin el músico en cuestión, aunque de seguro se harán conciertos a su honor.

Neil Peart se unió a Rush justo después que lanzaron el disco debut homónimo en 1974, John Rutsey padecía de una diabetes que lo impedía hacer giras. Así que luego de hacer audiciones, eligieron a este músico que revolucionaría las percusiones no solo en la banda, sino en el mundo del rock siendo considerado una eminencia sin duda alguna.

Todo iba absolutamente bien y el trío iba sacando clásicos como "2112", "Hemispheres", "Permanent Waves", "Moving Pictures", hasta que en 1997, una tragedia lo azota y es el fallecimiento de su hija Selena de tan solo 19 años. Tampoco iba a pensar que su esposa Jacqueline Taylor iba a perder la batalla contra el cáncer solo a 10 meses de este penoso incidente.

Devastado, Neil Peart dice contundentemente que "lo consideren retirado" y que tenía el corazón destrozado ya que su entonces esposa no hizo mucho por recuperarse y mantenerse con las ganas de vivir. Sin embargo, el sabio hizo bien en salir con su motocicleta en un viaje por Norte y Centroamérica recorriendo más de 88 mil km.

Luego de esto, se llenó de energía y ocurrió un milagro: Rush volvía con mucha fuerza y con lo último llamado "Vapor Trail" (2002). Seguido lanzaron "Snakes & Arrows" (2007) y "Clockwork Angels" (2012), pero en 2015, el baterista nuevamente da un paso al costado. Sería la segunda vez que se considere retirado y ahora iba en serio.

Solo quería dejar la música detrás y enfocarse a su esposa Carrie Nutrall, además de su hija Olivia. La tendonitis ya lo tenía con serios problemas y según entrevista a Consequence of Sound, su mujer lo presentaba ante recién conocidos como un "baterista retirado": "es una verdad y divertido de escuchar. El dolor no es lo que me hacía dar cuenta, sino como todo atleta, sabe cuándo retirarse del juego".

Finalmente, citó una canción llamada "Losing it" del álbum "Signals" (1982) balada en donde ya estaba escrito a manera de premonición lo que le iba a suceder en esta vida.

Sin embargo, muchos quedarían con hambre al ver a Rush, en enero de 2018, Alex Lifeson decía que Rush estaba acabado. Incluso habían rumores de que se iban a reunir con otros músicos, además que la película por sus 40 años reavivaba el fuego, pero la lamentable noticia había caído como un balde de agua fría para todos. Ya tres años tenía batallando con esta maldita enfermedad.




Con tecnología de Blogger.