La compañía de videojuegos 3D había intentado lanzar un videojuego estilo "shooter" bajo el título "Ion Maiden". Algo confuso, ¿Verdad? Eso mismo opinaron los Iron Maiden, por lo que decidieron intervenir en el asunto.



La agrupación liderada por Steve Harris decidió tomar acciones legales y demandar a la marca de videojuegos por prácticamente usar su nombre. La demanda de la doncella de hierro ponía lo siguiente:

"Es un esfuerzo por confundir a los consumidores. Los clientes que ven el videojuego y la mercancía de Ion Maiden probablemente crean que Iron Maiden está, de alguna manera, afiliado.

Finalmente, el videojuego fue publicado bajo el nombre "Ion Fury". Les dejamos la review de IGN del juego, acompañado de un pequeño gameplay del mismo.

Con tecnología de Blogger.