"Estoy destruido", empieza Tom, el marido de Sean Reinert le envió una emotiva dedicatoria tras su repentina muerte.



"Recién estoy tratando de entender lo que pasó en estas últimas 24 horas", dice el hombre que había regresado a casa encontrando a su esposo tendido en el suelo.

Lo llevaron al hospital de urgencia y no le dieron una causa de muerte, pero que se está haciendo la autopsia correspondiente.

Además, Tom aseguró que él y Sean Reinert se habían hecho exámenes médicos hace menos de un mes y estaban en buenas condiciones.

"Se siente raro hacer este post porque es un asunto privado, pero entiendo que él fue una figura pública y amado por muchos en el mundo", cerró el mensaje que también tiene la firma de Patti, hermana del difunto baterista.

En 2014, Sean Reinert se había declarado gay a L.A. Times en 2014 diciendo que no le importan las críticas y que hay varios hombres homosexuales haciendo todo tipo de trabajos y hasta en el death metal.


Con tecnología de Blogger.