Además del calor y la temperatura, puede llegar a volverse muy incómodo utilizar una máscara durante toda tu vida, y durante tantos conciertos. Pero con la incomodidad llega la costumbre, al menos en el caso de Corey Taylor.




En una entrevista con Kerrang!, Taylor explicó su método para que su máscara no se vuele durante los shows de Slipknot:

"Se trata de insertarla bien. Una vez que estableces el equilibrio correcto entre dolor y placer, es cuando dejas de darte cuenta de que estás usando una máscara y se convierte en parte del espectáculo. Para mí, hay dos formas de usar una máscara: una es para una sesión de fotos y la otra es para un show en vivo. Para un show en vivo, tengo que sujetar esa cosa con tanta fuerza que me produce una migraña, porque estoy moviendo la cabeza a la velocidad del sonido y esa cosa puede volar en cualquier momento. Eso sucedió en el Ozzfest 2001 en Kansas City, justo en el medio de tocar "People = Shit". A mitad del tema, siento mucho aire en mi cabeza, mis ojos están cerrados, y ahí estoy con mi extraño cabello rubio azulado en exhibición. Tuve que agacharme lentamente y volver a ponerme la máscara. Fue entonces cuando me di cuenta de que tenía que ajustar esa mierda hasta que sea incómodo. Tenemos que hacer que nuestras máscaras sean lo más duraderas posible, porque estas cosas volarán en un instante”.
Con tecnología de Blogger.