Hoy recordamos al mítico vocalista, guitarrista y líder de Death, Chuck Schuldiner. El músico estadounidense fue uno de los padres y pioneros del Death Metal. El día 13 de diciembre del año 2001, Chuck finalmente perdió la batalla contra un tumor cerebral.




Cuando le diagnosticaron un tumor cerebral raro, el glioma pontino, en 1999, Schuldiner había abandonado el death metal y estaba tocando power metal progresivo en Control Denied, que se formó en 1995, tres años antes del último álbum de estudio de Death, The Sound of Perseverance. En 1999, Control Denied lanzó su único álbum, The Fragile Art of Existence.

Schuldiner se sometió a una cirugía para su tumor en 2000 y al principio parecía estar mejorando. Pero unos meses después de la operación, era evidente que la parte del tumor que no podía extirparse sin matar al músico estaba creciendo rápidamente y en 2001 la condición se volvió fatal.

Después de la muerte de Schuldiner, más de 1,000 artistas que lo consideraron una influencia, homenajearon al músico y escribieron mensajes en un foro en línea. "La música de Chuck fue realmente importante para mí cuando crecía", dijo el vocalista de Slipknot Corey Taylor a MTV. "Fue realmente intrincada e interesante".



Una década después de la muerte de Schuldiner, el legado de Death continuó. Un grupo de músicos que estaban en la banda y otros artistas, como los guitarristas Masvidal, Shannon Hamm, Bobby Koelble; los bajistas Steve Di Giorgio y Scott Clendenin; y los bateristas Masvidal, Gene Hoglan y Reinert, unieron fuerzas para rendir homenaje a Schuldiner en la gira benéfica "Death to All". Los vocalistas y guitarristas Charles Elliott (Abysmal Dawn) y Matt Harvey (Exhumed) fueron reclutados para las fechas. El grupo tocó cinco shows en 2012 y salió nuevamente en 2013, con Max Phelps manejando la voz. La banda ha cambiado su nombre a DTA y planea dar más shows en el futuro.
Con tecnología de Blogger.