En entrevista con el podcast The Right To Rock, el baterista Frankie Banali, miembro de Quiet Riot, dio su visión acerca del presente de la banda y los cambios por los que ha pasado el grupo.

"Fue su decisión", dijo el baterista cuando se le preguntó por la salida del cantante James Durbin y el retorno del cantante Jizzy Pearl. "Tenía varios cantantes en mente con los que me iba a contactar y que nunca había trabajado con Quiet Riot antes, pero en vez de ir con ellos primero quise ver si Jizzy Pearl quería volver a la banda, porque tuvimos tres grandes años junto a él. Hablé con él y estuvo muy, muy feliz cuando dijo que estaba más que dispuesto a volver a Quiet Riot. Dije esto en una entrevista porque es verdad: me gusta mucho Jizzy, de verdad lo respeto. Creo que es espectacular. Creo que tiene una gran voz rockera y él tiene su propia personalidad como persona y como artista, y cuando canta el material de Quiet Riot hace un gran trabajo haciendo un puente entre lo que hicimos en el pasado y lo que él aporta. Para mí es una situación donde todos ganamos. No quiero que sea un clon de Kevin [DuBrow]. Sí, Kevin era único: era un cantante impresionante, con un rango impresionante y con grandes actuaciones arriba del escenario. Pero quería asegurarme de que si Jizzy volvía se sintiera cómodo con esta cosa llamada Quiet Riot. Literalmente reemplazó a James 24 horas después de que aceptáramos la decisión de que James se fuera".




Siendo una banda con una larga lista de exmiembros (al punto tal de que no quede ninguno de la formación original, aunque Banali es quien hace más tiempo que está, y el único que queda de la formación clásica), se le preguntó si la salida de Durbin había causado problemas en la banda, como para entrar en pánico. El baterista respondió: "En realidad, no. Mi posición siempre ha sido que en Quiet Riot sólo quiero personas que quieran estar en Quiet Riot. Muchas personas no entiende las formaciones de Quiet Riot siempre han cambiado. Hicimos Metal Health y Condition Critical y la formación cambió, hicimos QR III y la formación cambió, hicimos el cuarto disco de la banda y la formación cambio, hicimos Terrified y la formación cambio. Hay gente que, se dé cuenta o no, tiene esta idea romántica de que los miembros de la formación clásica habían estado desde el inicio, pero la realidad es que siempre ha cambiado y evolucionado, tanto en cuando a la música como a la gente involucrada. Cuando James decidió irse, para mí fue como que tenía que acomodarme y solucionar la situación para seguir adelante. Mi objetivo siempre ha sido mantener adelante a Quiet Riot, sin importar quién esté en la banda o quién no quiere estar en ella".

Banali fue diagnosticado con cáncer pancreático fase IV en abril de 2019, luego de terminar en la sala de emergencia quejándose por quedarse sin aire, dolor en la piernas y pérdida de energía. Sin embargo, el músico indicó que su diagnóstico es positivo luego del tratamiento.




Fuente: Blabbermouth
Con tecnología de Blogger.