En 1979, año en la que las bandas metal como Accept estrenaba su disco homónimo, al igual que Saxon, Judas Priest haría lo propio con "Hell Bent for Leather", Motörhead lanzaba "Overkill", AC/DC revolucionara con "Highway to Hell", entre otros a la firma japonesa Sony no se le ocurrió la mejor idea de hacer la música portable con su Walkman.


Los casetes habían traspasado toda barrera en que la música esté a disposición de todos con un aparato personal y no de las gigantes reproductoras como se estaba acostumbrando.

No obstante, con la aparición del cd y posteriormente la música digital, las ventas declinaron hasta quedar en el olvido, pero este 2019 se especula que la demanda sea del doble del año pasado según la industria fonográfica de Inglaterra. Así que será la primera vez que superará a las ventas del 2004, año en la que comenzó a caer las cifras.

Sabemos que muchos de los artistas metal, en general los underground todavía utilizan este formato. Pero lo que en realidad ayudó su crecimiento es que Billie Elish, Coldplay y Robbie Williams hayan lanzado sus casetes. 


Con tecnología de Blogger.