En una nueva entrevista con Forbes, se le preguntó al ex cantante de Skid Row, Sebastian Bach, si últimamente encuentra renovado su interés por la música más pesada para trabajar en sus propias composiciones.



"Lo primero que les diría es que viví en Studio City en Los Ángeles hace dos años. Mi vecino de al lado era Adam Jones de Tool. Y nos volvimos muy buenos amigos; nada que ver con la música. Sus hijos vienen a mi casa a jugar. Él viene a nuestras fiestas de cumpleaños. Vino a mi fiesta de cumpleaños número 50, trajo a Danny de Tool. Somos muy buenos amigos con Adam. Compartimos y nos relacionamos mucho con los comics. Y lo creas o no, hace poco tuve que rechazar ser banda soporte de Tool. Adam quería que Sebastian Bach abriera dos semanas de shows en arenas. Pero ya teníamos fechas agendadas.

Continuó: "Creo que con el éxito de bandas como Tool es innegable que la gente quiere escuchar rock jodidamente pesado, y ¿cómo puedes negar eso? Está justo en tu cara. Tampoco puedes negar que lo que hago para vivir es un arte completamente moribundo. No hay niños que se acerquen, encerrándose en su habitación, haciendo histriónica vocal. Ni siquiera sé si eso una palabra. Pero por la forma en que aprendí a cantar, no creo que los niños puedan hacerlo. nunca, no sé, tal vez me equivoque, tal vez niños en 'American Idol' o algo así. Pero parece que gran parte del sonido vocal que escucho hoy es tan procesado y falso. Es por eso que cuando aparece alguien como Adele, la gente dice: "Oh, Dios mío". Y es como si solo estuviera cantando con su voz. Nadie más lo está. Por eso es tan buena ".
Con tecnología de Blogger.