No importa la condición en la que se encuentra, echado en una cama, sin poder levantar un brazo ese es Jason Becker quien asegura nuevamente que no dejará la música.



A los 19 había alcanzado junto a David Lee Roth un disco de oro titulado "A little ain´t enough", pero se perdería la gira para siempre por su cruel enfermedad.

Eso solo lo llevó a estar postrado y esperar a la muerte, recordó su padre Gary. Sin embargo, los buenos ánimos regresaron cuando se ingeniaron la manera de poder hablar. Además su amigo y productor Mike Bemesderfer se las ingenió para que pueda seguir componiendo música.

"Estaré feliz si mejoro la vida de alguien con mi influencia", dice Jason Becker quien se convirtió en la persona más longeva con ELA a los 50 años. El músico resistió a todas las intervenciones quirúrgicas que se le hizo este año y con su nuevo disco "Triumphant Heats", reivindica que seguirá con su pasión: la música.


Con tecnología de Blogger.