Foto: Difusión.
Por: Pedro Hernández. Los seguidores más apegados a la historia de la agrupación británica recordarán con nostalgia aquella presentación de 1993.

Después de publicar el famoso álbum 'Fear of the Dark', la banda de Heavy Metal comenzaba a tener un problema más con la alineación, ya que Bruce Dickinson tenía en planes retirarse de Iron Maiden, con la intención de continuar su carrera en solitario posterior a tener algunos conflictos personales con algunos miembros.

Razón por la cual el día 28 de agosto de 1993, Iron Maiden filmaría para la BBC lo que sería en ese entonces el último concierto de 'La Doncella' con Bruce Dickinson. Llevado acabo en los estudios Pinewood frente a un pequeño número de seguidores y en compañía del ilusionista Simon Drake, los británicos dieron vida al vídeo titulado: 'Raising Hell'.

A lo largo del concierto, se presentaban en diversas ocasiones los impactantes trucos de Simon Drake en el escenario alterno, donde se ofrecía una perspectiva diferente del recital, siendo uno de estos actos el que marcaría el final del show y la vida del cantante, encerrando a Bruce en el temido sarcófago de pinchos (Iron Maiden - Instrumento de Tortura) para así darle fin a su carrera.

Todo se tornaba sombrío, Bruce Dickinson había muerto; pero así de pronto, Eddie aparece en busca de venganza, reclamando el alma del cantante mientras aniquila de una manera dolorosa al responsable de su muerte, quien enterrado en una espada pasa sus últimos momentos después de aquel lamentable asesinato.

Vaya, sin duda alguna Iron Maiden retorció su concepto de espectáculo habitual, despidiendo de una manera no tan grata al talentoso cantante, quien regresaría años más tarde para revivir el legado.

Mira el sorprendente acto dando click aquí.
  



Con tecnología de Blogger.