Gran tarde de sábado para recordar este momento único. En el año 2009, Metallica fue inducida al Rock and Roll Hall of Fame. En un determinado punto de la ceremonia, la agrupación invitó al escenario al mítico Ozzy Osbourne, con quien interpretaron los legendarios clásicos de Black Sabbath, "Iron Man" y "Paranoid".



Recordemos que Black Sabbath había sido inducido al Salón de la Fama en el año 2006. Los encargados de precidir dicha inducción, fueron Lars Ulrich y James Hetfield de Metallica. Un honor para ambas bandas, dos grandiosos representantes del Heavy Metal en el Hall of Fame.

¡Mira cómo sonaron estos dos temazos!
Con tecnología de Blogger.