Foto: Althea Legaspi


Lee Kerslake, quien primero se diera a conocer como baterista de los rockeros Uriah Heep entre 1971 y 1979 y luego formara parte de la banda solista de Ozzy Osbourne durante sus dos primeros álbumes, dio a conocer el estado actual de su lucha contra el cáncer.

Fue el baterista y escritor Joel Gausten quien dio a conocer la noticia, diciendo: "Para todos quellos que se escuentran siguiendo la batalla de Lee Kerslake contra el cáncer terminal, estoy complacido de informar, a través de una llamada esta mañana de [el ex bajista de Ozzy Osbourne] Bob Daisley, que Lee se encuentra vivo (contrario a algunos rumores de la Internet), y todavía se encuentra peleando por su vida como si de un oso se tratara, y hace varios meses que superó el tiempo que los médicos decían que le quedaban. Escuchen algunos discos de Ozzy y Uriah Heep y manden hoy su apoyo a Lee".

El hecho de que Gausten describiera la lucha de Kerslake "como si de un oso se tratara" es destacable, siendo que uno de los apodos de Kerslake es justamente "El Oso".



Fue en diciembre de 2018 que el baterista anunció que tenía cáncer de próstata, y que los médicos le habían dado ocho meses de vida. Kerslake venía batallando contra la enfermedad desde hacía varios años. A principios de este año Kerslake recibió de parte de Ozzy Osbourne las certificaciones de platino por las ventas de Blizzard of Ozz y Diary of a Mad Man, álbumes donde trabajó (aunque en el segundo sus contribuciones fueron atribuidas a Tommy Aldridge)

Fuente: Ultimate Classic Rock
Con tecnología de Blogger.