En 2017, The Joe Rogan Experience podcast entrevistaba a un James Hetfield que había estado orgulloso de mantenerse 15 años sobrio.


El frontman de Metallica mostró abiertamente su adicción en el documental "Some Kind of Monster" (2001), entró a rehabilitación y desde ese entonces no había probado ni una gota de alcohol.

"El miedo es mi gran motivador", decía James Hetfield que admite que su mayor miedo fue perder a su familia. Su esposa lo mandó a la calle y estaba viviendo por su cuenta.

Había sentido dependencia de la bebida, pero fue ella quien lo hizo reaccionar al botarlo de la casa: "me cagu* en mis pantalones", comentó sobre este episodio.

"No quería pasar por lo mismo, por eso tuve que trabajar en ello", reveló el vocalista y guitarrista recordando que su padre desapareció, su madre murió y tuvo que vivir con su hermano cuando solo era un niño.

Todo se estaba desmoronado en su vida, su familia, la banda... siete meses pasó en reflexión y en rehabilitación recordando las palabras de su esposa: "vas a ir a una terapia ahora, deberías ir a otro lugar a solucionar tus mierd*s". "Eso es lo que hice", terminó James Hetfield que había pasado 17 años sobrios hasta un anuncio sorpresivo de Metallica informando que volvería nuevamente a trabajar en la abstinencia.





Con tecnología de Blogger.