A principios de 2014, el cantante Geoff Tate y sus ex compañeros de Queensrÿche anunciaron que habían llegado a un acuerdo luego de una batalla legal por el nombre de la banda que se había extendido por dos años, con la banda original manteniendo los derechos sobre su nombre y Tate quedándose con los derechos para tocar los discos "Operation: Mindcrime" y "Operation: Mindcrime II" por completo en vivo. Pero a pesar de estos problemas legales y la agria separación, Geoff Tate dice que todavía está abierto a la posibilidad de una reunión con la formación clásica de la banda.

En entrevista con Eonmusic, Tate respondió al preguntársele si se imagina algún día junto a sus excompañeros: "Bueno, nunca digas nunca. Estaría interesado en ver lo que lo viene después. Si nuestros caminos se cruzan de vuelta, estoy abierto a ello".




Estos comentarios contradicen lo que dijo al programa griego "TV War" en marzo, cuando dijo que "no tenía interés" cuando se le preguntó lo mismo, a lo que agregó: "No necesito el dinero, esa sería la única razón para hacerlo. Tal vez si me pagaran, pongamos, 10 millones de dólares o algo así [Se ríe]".

Continúa diciendo: "Fue algo bueno durante un largo tiempo, hasta que todo empeoró. Y no quiero ese tipo de negatividad en mi vida. Mi vida es tan buena, y tengo tan buenos amigos y familiares. Viaje por el mundo y canto canciones para vivir. Es maravilloso. Tengo gente fantástica y positiva en mi vida, y si vuelvo a estar en ese lugar tan negativo de vuelta... aargh, simplemente no podría, no lo vale".







Con tecnología de Blogger.