Lista de canciones:

1. El relato del rey (01:01)
2. Grial (04:00)
3. Puedes creer (04:57)
4. Cicatrices (06:01)  
5. Héroes de metal (04:35)  

El texto que van a leer hoy me tomó mucho más tiempo de terminar de lo que había esperado, y hubo dos razones detrás de esto. La primera, y más técnica, es que mi computadora decidió dejar de funcionar de la mañana a la tarde (ni siquiera de la noche a la mañana), y usando una computadora prestada pude bajar el archivo de WeTransfer de nuestro disco del día de hoy minutos antes de que el link expirara. Si, fue como una versión millennial de una escena de Indiana Jones o Misión Imposible.

La segunda razón, y algo más personal, es que en estos días la etiqueta de "power metal" me suele repeler. Esto no siempre fue así, siendo que no tengo problemas en admitir que bandas como Sonata Arctica y Rhapsody (of Fire) fueron parte importante de mis primeros años metiéndome en el mundo del heavy metal. Pero después de escuchar tantos clones de Stratovarius, de Helloween, de Nightwish y tantas otras bandas sin ofrecer nada propio (y la seguidilla de álbumes repetitivos y decepcionantes por parte de las otrora glorias del género, valga agregar) hicieron que perdiera gran parte de mi gusto por el género. En estos días hasta siento que trato de evitar el power metal más tradicional de la misma manera que trato de evitar las bandas nuevas de thrash que basan toda su propuesta en tener una tapa hecha por Ed Repka. Y con eso en mente, lo más seguro es que no le hubiera prestado atención a este disco si no fuera porque la gente de la banda nos lo hizo llegar muy amablemente. Y luego de escucharlo, me pregunto si mis prejuicios no me estarán haciendo mal.



Proyecto Grial, o PG, es una banda argentina llevada adelante por el cantante Pablo López. Este EP debut, llamado igual que la banda, consta de una intro y cuatro canciones que predican el sonido característico del power metal de pura cepa europea: teclados bien al frente, el repiqueteo constante del doble bombo de la batería, y guitarras que tiran power chords en las bases y explotan melodías neoclásicas en los solos. Nada que no hayamos escuchado miles de veces en cualquier disco de Stratovarius, Yngwie Malmsteen o sus legiones de imitadores, pero todos estos son elementos utilizado con muy buen gusto y técnica por parte de PG. El inicio de "Grial" (que por un momento me recordó demasiado al de "Unholy Warcry" de Rhapsody, pero después me fijé y en lo único que se parecen es en sonido de teclado y en el sentimiento épico) ya marca el tono triunfador del resto del material, pero pocas veces se hace demasiado pesado o meloso (con excepciones que mencionaré más tarde). Los teclados son un elemento importante en el sonido de PG, sirviendo no sólo para proveer colchones de sonido en el fondo, sino varias veces tomando el liderazgo y soleando. 

La segunda "Puedes Creer" bien podría ser mi favorita, siendo que balancea todos los elementos del álbum para tener las características que me gustan del buen power metal: buenas intros, melodías y velocidad. Pero el resto del material no está muy lejos en cuanto a calidad, y todas las canciones tienen un mínimo de elementos destacables, incluso "Cicatrices", que siendo la que menos me gusta (más que nada por ser una balada demasiado lenta y melosa, aunque esto es algo que me pasa con casi cualquier balada de cualquier género) puedo destacar su buen solo de guitarra y la correcta utilización de las voces femeninas.



Hablando de las voces, quería destacar lo hecho por Pablo López: en un género que parece haberse convertido en una competencia por ver quién puede tener la voz más aguda, López opta por un estilo un poco más mesurado y profundo, lo que termina de darle algo de personalidad al material.

Otro elemento a destacar es la producción. Francamente esperaba algo que sonara más como un demo, pero las canciones del EP suenan perfectamente mezcladas y compaginadas. Los teclados suenan naturales al lado del resto de los instrumentos, la batería suena balanceada y hasta es posible apreciar el sonido del bajo (algo difícil en estos días de guerra de volúmenes), así que lo destaco por ser un aspecto que muchas veces se pasa por alto.



Sin embargo, y como anticipaba anteriormente, no todo es perfecto en este EP, aunque tampoco es que esperara que lo fuera siendo el debut de la banda. Por momentos los teclados pueden sonar un poquito molestos, más que nada porque el sonido de trompetas es algo que puedo disfrutar por unos minutos antes de hartarme. Y en un detalle que muchas veces no se tiene del todo en cuenta, a veces las letras pueden sonar un poco forzadas. No en el contenido, claro está, sino en la forma: de vez en cuando la métrica puede descarrilar por un par de silabas (como cuando tenés que "correr" para que meter una oración más larga en una línea), algunas oraciones suenan extrañas porque la estructura se cambió para llegar a la rima, o se abusa del recurso de rimar en infinitivo.

Esas últimas son más apreciaciones personales que otra cosa, y sé que otras personas tendrán estándares diferentes y ni se fijarán. Y no los juzgaría, porque a fin de cuentas lo positivo termina por superar ampliamente a lo negativo en este disco, y creo que eso es lo que importa. Se lo recomiendo más que nada a fans del estilo que estén buscando propuestas nacionales, en especial una con la habilidad tanto para explorar los sonidos más tradicionales del género como para meter cosas propias y tener cierta personalidad.


Con tecnología de Blogger.