Captura: SiriusXM


Es todo un misterio que Ozzy Osbourne esté próximo a cumplir 70 años de vida y a sorpresa de muchos declaró a SiriusXM que este año ha sido uno de los más j*didos de su vida.


"Ha sido uno de los años más j*didos de mi vida. Me rompí el cuello en enero, tuve neumonía, me dio trombosis... ha sido un año lleno de incidentes, tuve muchos dolores este año", declaró el príncipe de las tinieblas.

Sin embargo, no todo fue devastador para el ex vocalista de Black Sabbath: "Estuve en mi gira de despedida e iba muy bien. Estaba cantando mejor que en los últimos años y estaba muy feliz".

La felicidad le duró muy poco ya que cuando tuvo unos días de vacaciones se infectó los dedos, pero pudo realizar su concierto de año nuevo en el Forum de Los Ángeles: "ese fue la última tocada, porque en febrero fui al baño en la noche y me tropecé".

Ozzy Osbourne comentó más sobre este incidente. Había sufrido un accidente de cuatrimoto y los doctores solo lo parcharon. Por más de 10 años sintió que la electricidad pasaba en su brazo, así que cuando se cayó no solo se dañó esa parte del cuerpo, sino que también el cuello. Cuando su esposa Sharon le preguntó qué hacía en el suelo a las 2 de la madrugada, él solo dijo que llamen a la ambulancia.


Con tecnología de Blogger.