Foto: difusión



Luego de que K.K. Downing marcara su regreso a los conciertos en vivo luego de 10 años junto al ex Manowar, Ross "The Boss" Friedman, el británico declaró a The Unchained Rock Show sus primeras sobre el concierto en el Bloodstock Open Air.


"Fue como un torbellino estar ahí con los chicos", declaró el guitarrista que comparó la experiencia como saltar de un helicóptero o hacer puentismo. "Una vez que aterricé y estuve 20 segundos estaba bien en ese momento", añadió.

Para K.K. Downing fue la mejor manera de regresar a un escenario ya que "ellos están llenos de metal como yo".

En un comienzo solo estuvo para recibir un premio, pero la banda le aconsejó tocar la guitarra alo que respondió: "No soy Ed Sheeran y no voy a estar haciendo una presentación callejera en un escenario".

Finalmente, la relación de ex Judas Priest y el ex Manowar está mejor que nunca dentro y fuera de lo musical ya que acordaron tocar como un dúo, como se solía ser en la banda británica: "no creo que sea malo intentarlo y hacer cosas como estas. Puede ser que sea el primero de muchas en la que toque junto a bandas".

Con tecnología de Blogger.