Foto: Ross Halfin


...And Justice For All, editado en 1988, fue un álbum que trajo una gran cantidad de cambios a Metallica, incluso más que cualquiera de los discos anteriores. Fue su disco más oscuro y técnico hasta el momento, pero paradójicamente también el que les dio la oportunidad de acercarse a un gran público gracias al video de "One", dando paso al sonido más accesible y directo del que sería el Álbum negro un par de años después. Pero también trajo una de las más grandes polémicas de la historia de la banda, siendo que fue el primer álbum del grupo junto al bajista Jason Newsted, reemplazando al fallecido Cliff Burton, quien al momento de mezclar las canciones vio cómo su instrumento quedaba completamente tapado.

La falta de bajo en ...And Justice For All es algo por lo que muchos reclaman al día de hoy, y fue uno de los temas de conversación durante la entrevista que el cantante y guitarrista James Hetfield dio al fanzine So What!, donde el músico se expresó defendiendo las decisiones durante la producción del cuarto álbum de Metallica.



Cuando se le preguntó si Jason Newsted, quien recién se había unido a la banda para reemplazar a Burton, alguna vez le preguntó a él o a Lars Ulrich acerca de los niveles del bajo en la mezcla, Hetfield dijo: "Probablemente lo hizo. No recuerdo cuál fue mi respuesta en ese momento, pero ya a esta altura estaba todo terminado".

Hetfield señaló que la decisión no fue para perjudicar a Newsted, agregando: "No es que nos dijimos 'A la mi*rda con él, bajémosle el volumen', de eso estoy seguro". En su lugar, Hetfield insistió en que Metallica estaban buscando tener "el disco con mejor sonido" que pudieran hacer.



James admitió que la fatiga puede haber sido un factor en las particularidades de la mezcla, a lo que se sumaron los problemas de escucha atribuidos a no usar protección para los oídos durante los recitales: "Estábamos completamente quemados, estábamos fritos. Yendo de acá para allá. Dando un recital, sin auriculares ni nada", recordó.

"Vuelves al estudio y tu oído está arruinado", continuó el frontman. "Si tus oídos no pueden escuchar los agudos, le vas a sumir el volumen. Así que estábamos subiendo los agudos más y más y más y de repente, los graves habían desaparecido. Así que sé que eso desempeñó un papel mucho más grande que cualquier rencor que tuviéramos contra Jason, de eso estoy seguro. Estábamos fritos, estábamos quemados".



El objetivo era que el disco tuviera un sonido "más ajustado que la mi*rda", dijo Hetfield. "Queríamos el redoblante, queríamos la guitarra, queríamos que todo sonara bien al frente, en tu cara y bien ajustado. Y pensamos que lo habíamos logrado". Hablando acerca de Steve Thompson, quien estuvo a cargo de la mezcla (y quien tiene sus propios recuerdos acerca de los eventos), el frontman de Metallica dijo que "él [Thompson] no tiene nada por qué disculparse ni para señalar", notando que no hay ninguna culpa de nadie.

Los fanáticos habían especulado que Metallica remezclaría ...And Justice For All el año pasado para el aniversario número 30 del álbum, pero la banda se mantuvo inflexible en que eso no iba a ocurrir. Hetfield reafirmó su posición de mantener la mezcla original intacta, comentando: "¿Por qué querrías cambiar eso? ¿Por qué querrías cambiar la historia? ¿Por qué de repente le meterías el bajo? Ya hay un bajo ahí, ¿pero por qué lo remezclarías? Lo puedes remasterizar, sí, pero ¿para qué remezclarías algo y lo harías diferente? Sería cómo, no sé. No es que nos esté comparando con la Mona Lista, pero sería como decir 'Uh, ¡¿podríamos hacer que sonría mejor?!'. ¡¿Para qué?!".



Fuente: Loudwire



Con tecnología de Blogger.