Convicto quería estar comunicado a como dé lugar
Foto: Difusión



Ian Watkins, el ex vocalista de Lostprophets y actual recluso de la corte de Leeds Crown, ha sido hallado culpable de habérsele encontrado un celular en una parte impensada del cuerpo, se lo había metido en el recto.


El hombre está condenado a 35 años de prisión por abuso s*xual infantil y esta noticia que data del marzo de 2018, se dio a conocer recientemente en una reciente audiencia.

El smartphone de 8cm de largo como recoge The Indepent, a Ian Watkins le tomó como 10 segundos para hacer el doloroso acto.

El fiscal Stephen Wood explicó que el convicto había sido amenazado por sus compañeros de celda. Los reos fueron descritos como sus "groupies" quienes le habían dado dinero en la prisión.

Se determinó que una vez en el centro penitenciario, Watkins habría contactado con una mujer llamada Gabriella Persson que se encuentra fuera de la cárcel y tenía una relación amorosa hasta 2012 y lo habían retomado desde el 2016. Ambos se conocieron cuando ella tenía 19 años y se presentó como una fanática de la banda.

Con tecnología de Blogger.