El pasado 6 de Junio (el día internacional de Slayer, cumpleaños de Tom Araya y también de quien escribe esta crónica) se llevó a cabo la segunda presentación del show de los legendarios hermanos Cavalera interpretando los grandes éxitos de se carrera con Sepultura, los famosos albumes ''Beneath the Remains'' y ''Arise'', los cuales dieron nombre a su gira como ''Beneath the Arise Tour''.

Aquella gélida noche consagrada en un jueves en la capital de Colombia, trajo consigo uno de los shows mas aclamados y esperados por el público metalero de Colombia, en su mayoría veteranos de la escena del metal quienes son fieles seguidores de los sonidos estridentes de la vieja escuela. El show de los hermanos Cavalera, previsto para alrededor de las 8pm tardó un poco mas de lo esperado, aún así a estos maestros de los riffs del thrash suramericano se les perdonó el retraso, pero no era para mas, muy pocos sabia que ¡Max Cavalera estaba cumpliendo 26 años de aniversario de bodas con su esposa Gloria! (Si quieres leer acerca del matrimonio de Max y su esposa, da click aquí)


Tras esperar un rato dentro del reconocido teatro Royal Center, cuna de grandes eventos de metal en el país, y luego de tomar algunas cervezas, había llegado el momento, las luces cayeron tenuemente dando paso a ese mítico y escalofriante intro de guitarra acústica de Beneath the Remains que nos eriza la piel enseguida, se podía notar en los rostros de los asistentes como estaban a punto de presenciar un verdadero show de metal de la vieja escuela, de esos que están muy próximos a desaparecer, el escuchar esa gran apertura se podía sentir como aumentaba la presión en el pecho y como nos quedábamos sin aire al no poder creer que veríamos a la dupla Cavalera tocando aquellos clásicos que dejaron en alto a nivel global el nombre del metal suramericano.

Tras una gran apertura con Beneath the Remains, los pogos no se hicieron esperar junto con el headbanging, pues teníamos dos tipos de asistentes a este show, quienes experimentaban la estridencia con los pogos y quienes experimentabamos el sonido de antaño moviendo nuestras cabezas de manera violenta en un headbanging conjunto que rezaba:

Who has won?
Who has died?
Beneath the Remains!


Ya con un público enérgico y listo para una noche de metal extremo, los hermanos Cavalera lanzaron esa gema sagrada del metal que la escena adora, se trataba de Inner Self, aquella canción con tintes psicoanalíticos que refiere el obedecer al self que tenemos, ese self que es nuestro instinto voraz cargado de una pulsión de muerte que obedece a nuestros mas ocultos deseos, a nuestra parte inconsciente. Una canción con gran tinte Freudiano que logró unificar a todo el recinto para corear, hacer drumm air y dar rienda suelta a ese instinto asesino que evocan aquellos riffs,

Continuando la noche con furor, estos dos hermanos que no tienen nada de compasión, lanzaron enseguida algo que se podría describir como una patada en la cara, se trataba de Stronger Than Hate, con unos riffs veloces y unas líricas que invitan al autocontrol emocional del odio, un control que otorga el poder de dirigir el odio hacia las decisiones que en verdad queremos tomar, es por esto que esta canción se toca con agresividad, porque es como una patada en la cara para el odio que día a día domina nuestro mundo psíquico, que nos impulsa a dominar nuestras acciones. Al finalizar la canción pudimos escuchar ese corto solo de bajo, que en esta ocasión fue interpretado por Mike León, actual integrante de Soulfly y ex bajista de Havok, recibiendo una excelente acogida por el público al tener un bajista con la energía y el carisma necesario para llenar los zapatos que se requieren para tocar las canciones del antiguo Sepultura.

El show continuó con Mass Hypnosis, Slaves of Pain y Primitive Future para terminar de cerrar el ciclo de canciones del álbum Beneath the Remains. Luego de esto vino la segunda parte del show con la aplanadora Arise, canción homónima del álbum, con unos riffs aplastantes que hasta el momento dejaban muy bien posicionado en tarima a Mark Rizzo, guitarrista líder para la gira, un guitarrista versátil, con cancha en tarima y gran destreza en técnica y velocidad, permitiendo llevar las canciones a un nuevo nivel al poder tocarlas mas rapido (si, mas rapido de lo que por sí ya lo son) y poder tocar los solos de guitarra con total pulcritud.


Obliberation of mankind
Under a pala grey sky we shall arise!
Ya con mas de medio concierto encima, el público se encontraba en un punto de climax bastante alto, estaban eufóricos por la tensión generada, por el carisma y devoción de Max en tarima quien a veces realizaba gestos de emoción exacerbada pidiendo al público que gritara si querían mas canciones, mientras levantaban las ''Manos de fuego'', y acto seguido se coreaba de manera conjunta:

  ¡V E R D A D E R O  S E P U L T U R A!




Dead Embryonic Cells llegaría de inmediato para dejar totalmente claro quienes eran los verdaderos Sepultura, tocando de la misma forma salvaje en que solían hacerlo en los 80's y 90's, con toda una jauría de seguidores puros y devotos que coreaban cada estrofa y cada coro con los puños en alto a la par que movían sus cabezas en un headbanging ya consumado por los sonidos del verdadero Sepultura, todo un espectáculo visual que desde la zona de platea podía apreciarse en todo su esplendor al girar la cabeza y ver como los balcones del teatro se disponían para esta importante cita con el metal a la par que podía sentir como el piso llegó a retumbar de manera sísmica con los saltos del público luego de que Max diera la orden contando hasta 4 luego de que se interpretara el solo de guitarra.

Tras un corto descanso, pudimos escuchar enseguida el intro acústico de Desperate Cry, un momento sublime, difícil de describir, pues con una atmósfera densa, luces apagadas y uno que otro celular grabando, pudimos ver a un Max Cavalera que venía decidido a destruir el lugar, quería simplemente aniquilar todo. Es de esta manera como Max junto a Mark Rizzo, empieza a tocar los primeros acordes graves con la guitarra eléctrica y entra su aclamado hermano Iggor con una serie de golpes rotativos por todos los toms de su drumm set. Cuando la voz de Max entra, no hay alma que no cante a todo pulmón, pues hay una temática de sacrificio, de dolor, de errores, muerte y desesperación, es la cruda realidad hecha canción.

Creation
Of insane rule
All we hear
Desperate cry!


Terminando Desperate Cry la cosa en verdad se puso caliente y complicada, pues la última parte de la canción es toda una ametralladora, es como estar en un campo de guerra donde se está corriendo por salvarse de la lluvia de balas que son lanzadas por una torreta de guerra, lo cual implicó un descanso en el que Max aprovechó para tomar un  respiro y cambiar su camiseta, este héroe del metal quería darlo todo, quería dejar en claro que el metal de la vieja jamas moriría mientras que él estuviese vivo. Luego de este descanso, pudimos escuchar un fuerte viento, inmediatamente supimos que se trataba de Altered State, lo confirmamos al ver como Iggor se acomodaba para empezar con una serie de golpes en la batería que en verdad son sublimes y de una calidad artística de la que esta dupla jamas ha prescindido. Fue un momento de una tensión inquietante al ver a Max marcando el ritmo mientras Mark Rizzo hacía llorar su guitarra de una manera espeluznante, era como estar atrapado en una planta nuclear con una alarma de peligro rondando por la advertencia de un peligro inminente, cosa que no era para menos pues las primeras estrofas ya nos advertían de un miedo y un terror que se apoderaba del inconsciente.

El show ya se encontraba en su recta final, por lo que Max decidió dar un regalo a su público y lanzo el famosos cover de Motorhead, Orgasmatron. Este cover le dio un respiro al ya agotado público, los pogos y el revoloteo se calmo para unificar todo en una sola voz ronca y raspada en honor a dos grandes, Max y Lemmy Kilmister. Pero la sorpresa no acababa ahí, para emocionar aún más al público, finalizando la canción Max empieza a cantar las primeras líneas de War Pigs de Black Sabbath, simplemente fue un momento onírico.

Gen'rals gathered in their masses,
Just like witches at black masses
Evil minds that plot destruction,
Sorcerer of death's construction
In the fields the bodies burning,
As the war machine keeps turning
Death and hatred to mankind,
Poisoning their brainwashed minds
Oh Lord yeah
Llegando la hora de finalizar, la banda arrojó dos canciones fuera de los álbumes previstos a tocar. La primera fue Troops of Doom, una de las canciones mas aterradoras y brutales de toda la discografía, con riff sencillos pero que van directamente a la vena, fueron suficientes para que muchos se llevaran las manos a la cabeza, simplemente no se podía creer lo que estaban presenciando, en pleno 2019 ¡se estaba vivenciando un show de metal de la vieja escuela con todas las de la ley! La segunda canción fue Roots Bloody Roots, una canción emblema de Sepultura que no pudo saltarse y menos aún en un país como Colombia que le tiene una entrega total, pues de esta canción se han escuchado covers a lo largo de conciertos de bandas locales tanto en bares como conciertos públicos y privados de alto nivel.

Ya para cerrar el show por lo alto, a estos dos hermanos envenenados con el metal corriendo por sus vena, se les ocurre realizar un medley para lograr cerrar con broche de oro teniendo a todos totalmente eufóricos, jugando con el cerebro de los asistentes. ¿por qué jugando con sus cerebros? porque este último medley fue una mezcla de Beneath the Remains/Arise/Dead Embryonic Cells, lo cual llevó todo al máximo, dejando una energía en el ambiente muy difícil de disipar, dejando a los asistentes en un estado de éxtasis total al haber visto a estos dos titanes y luego verlos en tarima a los dos juntos recibiendo el cariño y agradecimiento del público por volver y por tocar con la misma pasión que han tenido desde que se iniciaron en el mundo del metal.

¡VE R D A D E R O   S E P U L T U R A!

Fotos realizadas por: Daniel Varona
Crónica por: Duvan Gómez
Un evento más realizado por: Rockero.org

Puedes ver la galería de fotos completa dando click aquí
Con tecnología de Blogger.