Andre Matos (Foto: Difusión)
Muchas gracias señor Matos, gracias por darle voz a una generación entera que pasó de no escuchar nada de Metal a escudarse varias tardes de su vida con discos de Power Metal. De usted nacieron grandes himnos del Power Metal que nos hacían sentir orgullosos de saber que, a pesar de nuestras limitantes como sudamericanos, si tienes pasión y talento, puedes salir adelante.

Muchas gracias por dejar la valla tan alta en Angra, dando a nosotros sus fans, un identificador de cuando un cantante sabe hacer correctamente notas agudas o no. Gracias por sacar cara por todo Latinoamérica en momentos en los que necesitábamos referentes latinos en el mundo entero.


Gracias por dejar su huella en la historia del Heavy Metal cuando estuvo a un pequeño paso de ser elegido como la nueva voz de Iron Maiden. Gracias señor Matos, por dejarnos soñar cantando sus temas y pensar que eramos usted sobre el escenario.



Y aunque a pesar de su gran trabajo y legado no haya sido comparado especialmente con su paso por la banda que le dio la fama, muchos seguidores siempre recordaremos su historia.

Gracias señor Matos, ¡Carry On!
Con tecnología de Blogger.