En algunos países como Argentina y Brasil, se vive el formato de festival con los diferentes géneros del rock duro varios años atrás. México comenzó a implementar poco a poco este formato hasta ahora donde, Tijuana, Monterrey y Ciudad de México, cuentan con enormes festivales con unas asistencias descomunales.  Domination México presentó su primera edición el 3 y 4 de mayo en Autódromo Hermanos Rodríguez de Ciudad de México. Este nuevo evento causo revuelo y opiniones divididas por remplazar al ya viejo conocido, Hell and Heaven. Domination, presentó 5 escenarios, dos de gran formato con una gran producción, Distortion y Domination. El acomodo de los horarios fue motivo de quejas por la mayoría de los asistentes que tenían que decidir entre que banda tener que dejar ir o correr para poder ver unos cuantos minutos de presentación.




La experiencia festival fue sumamente cuidada, al ingresar diferentes actividades mientras se esperaba por alguna agrupación deseada. Una zona de arcades, con varias máquinas de diferentes títulos como; Street Fighter, Donkey Kong, The Simpsons, Mortal Kombat, etc. Y varias pinballs como la de Metallica. Una capilla, zona de tatuajes, cine con clásicos de terror y acción, activaciones con las mascotas oficiales del evento que eran una especie de cuervos zombies militares que rondaban en un enorme camión al puro estilo de Mad Max. Una y gran completa zona de alimentos con diferentes especialidades.




El concepto del festival fue descartar un poco a agrupaciones más fuertes en su sonido, apostando por leyendas y géneros más comestibles para otro tipo de público. Vince Nail, Avatar, Bloodbath, Municipal Waste, Hammerfall, Messuggha, de los actos favoritos del primer día. 4 años y una cancelación, el gran regreso de Limp Bizkit con todos sus integrantes fundadores, Fred Durst, líder y vocalista en plena condición física, como no se le veía en años. Los que fueron los pastores del new metal, les resulto un lleno de 40 mil personas que entre la nostalgia, el morbo, y su sonido reconocible hacían vibrar el piso de la curva 4 con saltos. Fred Durst, en todo momento agradeció al público mexicano, y burlarse de Gene Simmons, hablando y cantando como el, para luego comentar, “Kiss es algo genial y enseguida los veremos”, también alabo a Vince Nail.  Slash, en su retorno en su proyecto alterno junto a los Conspiradores. Living in the Dream, su nueva producción, fue entonada en los altos parlantes, en esta ocasión se recorrieron más temas de Velvet Revolver y solo un tema de Guns And Roses, “Night Train”.










Era el momento esperado, el regreso de KISS a México, una agrupación querida y respetada en este país.  Con “Detroit Rock City”, Gene, Paul y Tommy, bajaron de tres tarimas, acompañados de pirotecnia. 50 mil fervientes fans viendo una de las tantas fechas de la gira de despedida de Los Kiss que no implementaron su producción completa, la base de protección de la pantalla principal no fue instalada, los pequeños leds en forma de octágono y que se mueven de arriba hacia abajo no estaban y se suplantaron por uno de baja resolución estáticos y una menor cantidad de luces y plataformas de 15 metros de  longitud que no aparecieron. Musicalmente y anímicamente,  era mejor que la presentación de 2016 en Monterrey. La voz de Paul Stanley, entre apoyo de grabación y ciertos momentos en vivo. En todas las fechas no han cambiado el listado de temas, sin temas raros o especiales, la lista contiene los temas más reconocidos como; “Deuce”, “Say Yeah”, “Rock and Roll all Night”, “Shout It Out Loud”, “War Machine”, “Calling Dr Love”, etc. Para el tema “Love Gun”, Paul volaría entre los asistentes pero esto no sucedió, un error, desconocemos el por qué. Al final del tema, Paul Stanley, pidió disculpas por ese suceso y que regresarían para ofrecer un mejor espectáculo, lo que le da más peso al rumor de que tendrán varias fechas en México este año o el siguiente. Con un espectáculo de dos horas de duración y mucha pirotecnia Kiss cerro su día como estelar de Domination México.





Con tecnología de Blogger.