Una vez más, tuvimos el privilegio de conversar con uno de los guitarristas más reconocidos de América Latina. Walter Giardino, líder de Rata Blanca, conversó con nosotros en vistas de su nueva gira por el continente y todos los planes que tiene la mítica banda de metal hispanoparlante.

Una nueva gira esta por comenzar ¿Cómo se preparan para su vuelta a los escenarios?

Estamos empezando la primera parte de esta gira en argentina, donde le empezamos a dar forma al setlist y se comienza a poner todo en marcha. Buscamos empezar cada temporada con un show óptimo, que tenga una dinámica. Nos tiene que gustar a nosotros, pero sobre todo tiene que gustarle a la gente. El show del Nini Marshall va a ser un show grande e importante.

¿Qué es lo que va a escuchar la gente este año en los shows de Rata? Sabemos que los clásicos nunca pueden faltar, pero el año pasado incluyeron canciones que no tocaban con mucha frecuencia. ¿Van a incluir alguna sorpresa o alguno de esos temas que suelen sorprender al público?

Lo de las sorpresas es algo difícil. La gente quiere los temas que se tocan siempre, y es difícil quitarlos del setlist. Incluso hemos quitado algunos muy importantes para darle lugar a otros, porque no queremos seguir sumándole minutos al show, porque a veces son muy largos para propuestas como estas, lo cual no es cómodo para las giras largas. Hay que buscar un equilibrio entre todo lo que hay y todo lo que puede haber. Elegimos algunas del primer disco, algunas que funcionan bien con la gente, las más emblemáticas, y algunas que nos gusta recuperar cada tanto a nosotros. Es muy difícil conformar a todo el mundo. 

¿Qué te dedicas a hacer en los períodos en los que Rata Blanca se encuentra en receso?

Trato de llevar una vida normal, aunque no lo logro (risas). La familia te demanda, las cuestiones personales hay que acomodarlas y todo tiene que ver con seguir una vida relativamente normal, pero no es fácil. Intento tomar distancia de todo lo que puedo. Pero no puedo alejarme demasiado porque tengo que estar, junto con mi manager, en el día a día del grupo. 

El 2018 los vio girar por toda América Latina y Estados Unidos. Uno de los shows más importantes que dieron el año pasado fue el del Luna Park con la orquesta sinfónica. Fue una verdadera locura porque no solo tocaron un setlist de dos horas de Rata, sino que a eso luego le sumaron una hora más de show con los músicos de orquesta ¿Cómo recordás esa noche?

Hacer un Luna Park para Rata Blanca es un show diferente. Y creo que este fue el más grande de todos. Son cosas que son parte de nuestra historia. Siempre se busca lo ymejor y toda la vida hemos hecho las cosas desde un lugar bastante solitario, y muchas veces con gente del ambiente que nos juzgaba desde el lado equivocado. Pero sentimos el respeto por parte de la gente, y eso para mi es lo más importante. 

A la hora de componer ¿Pensás en lo que puede llegar a opinar la gente?

Lo pienso pero no me condiciona. En un país como argentina es imposible no recibir críticas. Cuando Rata viró para el lado más pesado hubo críticas también, pero es una parte de la historia de la banda que esta buena. Nuestra música está nutrida de muchas influencias. A mi la buena música me emociona, me influye y me motiva constantemente. La banda llegó a ser lo que es por no haberse quedado en una pose o parte de la música. La música es muy amplia. 

Ahora estan por emprender una nueva gira por el continente. Te he escuchado decir en algunos reportajes que en muchos países los reciben mejor que en Argentina ¿Se debe a la gente?

No, el público no tiene la culpa. Puede haber un sector que sea más radical que otro, o que entre en terrenos de fanatismo. Muchas veces la gente está en contra porque simplemente es así en su vida. Argentina no es un país que piense o razone demasiado, simplemente adopta una posición y actúa en base a eso. Pasa con el fútbol, la política, todo. Argentina es un país destructivo con sus hijos, caprichoso y no valora a sus artistas. Hay personas que se creen grandes personalidades y no son nadas. Yo estoy en una etapa ajena a todo eso, que tiene que ver con lo real. Rata no tiene nada más que demostrar. El que no acepta el ahora de esta banda, es porque no tiene ganas. No es que nos reciben mejor afuera, nos respetan más. Afuera nos respetan como una banda internacional. 

Este año se cumplen 4 años de Tormenta Eléctrica, un disco que sale en defensa del Rock. A día de hoy ¿Los chicos siguen queriendo rock?

Mientras haya bandas arriba del escenario que lo demuestren el rock no va a parar, nunca. Si hay algo que me sorprende es que la gente que nos viene a ver se va renovando todo el tiempo. El público de Rata no envejece. Los chicos escuchan la música y te piden más de eso. Como músico me siento honrado porque la música nunca miente. Y el rock es una de las músicas más reales que se han hecho en nuestra tierra.

Para ir cerrando, Walter ¿Cuándo tendremos nuevo disco de Rata Blanca? ¿Estás trabajando en nuevo material?

Sí, estoy trabajando. El resto de la banda aún no ha escuchado mucho, pero yo estoy componiendo. Es muy posible que no haya un disco entero, que tengamos temas cada algunos meses. No quiero decir que no lo vaya a haber, pero estoy viendo como hacerlo. Me parece entretenido que cada dos o tres meses haya alguna canción nueva que ofrecer. Esto no es nada nuevo. Antes las cosas se hacían así. Posiblemente apliquemos esto.

Muchas gracias por tu tiempo ¿Algún mensaje que quieras dejar a tus fanáticos latinoamericanos?

Soy Walter Giardino de Rata Blanca. Un saludo a los lectores de El Cuartel del Metal. Muchísimas gracias a todos los fanáticos de latinoamérica que siempre nos recibe. Nos encontraremos en muchos países y desde ya muchas gracias por todo su apoyo.

Entrevista por: Federico Solari

Con tecnología de Blogger.