Tres décadas de vida ininterrumpida como banda no es algo que se vea muy seguido, y que esas tres décadas encima sean a la cabeza de toda una movida en tu país se ve todavía menos. Pero ese es el caso de Soziedad Alkohólika, que desde hace treinta años están al frente de la escena punk metalera no sólo del País Vasco, sino también de toda España. Con todos esos años de experiencia detrás, SA editan su ya undécimo álbum, titulado “Sistema Antisocial”, editado en 2017.

Seis años pasaron desde el anterior “Cadenas de Odio”, tiempo durante el que se dio la salida de Roberto Castresana, baterista histórico y miembro fundador de la banda, luego de una lesión en el hombre que lo tuvo a maltraer, dejando su puesto detrás de los platillos a Alfred Berengena, elegido por el mismo Castresana y de larga trayectoria en grupos de death y black metal del país ibérico. Pero apenas apretamos “play” y comienza el primer verso de la inicial “Causas Podridas”, podemos apreciar que esa es la única diferencia con respecto a los últimos álbumes de la banda, no sólo porque Castresana demuestra gran habilidad para adaptarse al estilo más directo del grupo, sino porque todos los elementos esperados están en su lugar.

Tenemos los riffs que a veces se inclinan por el lado más thrashero del estilo (“Resurgir”, “Farmacocracia”), otras veces navegan por el costado hardcore más primigenio (“Fugitivos”, “No Olvidamos, 3 de Marzo”) y varias veces se mueven a través del “groove a lo Pantera” con el que el grupo viene experimentando desde hace tiempo, como en “Más Ruinas” y “Causas Podridas”. Pero claro, también están las letras clásicas de Soziedad Alkohólika, escupidas con todo el odio del mundo por el vocalista Juan Aceña y con las que ataca a todos los estamentos del poder, sean los medios de comunicación (“Alienado”), la industria farmacéutica (“Farmacocracia”), el neoliberalismo (“Sistema Antisocial”), las fuerzas del orden (“Policías En Acción”, con la participación de Barney Greenway, de Napalm Death, aportando sus berridos clásicos) y la clase política en general. Además, traen luz sobre la historia oscura de España (“No Olvidamos, 3 de Marzo” trata sobre la masacre ocurrida en 1976 en Vitoria-Gasteiz, capital del País Vasco y ciudad natal de la banda) y se toman un descanso de escupir tanto veneno para recordarles a todos por qué la banda se llama como se llama en la acelerada y coreada “Alkohol”.

Todos estos elementos son algo que forma parte esencial de la fórmula clásica de la banda vasca, pero casi no hay cosas para destacar como nuevas en las trece canciones que conforman este nuevo trabajo, y todo aquel que haya escuchado los últimos discos de Soziedad Alkohólica se sentirá familiarizado ya con estas canciones. Pero esto no es necesariamente algo malo, sino que hablamos de una banda que logró encontrar la fórmula ganadora y encuentra nuevas maneras de explotarla. Si hubiera algo que de verdad se pudiera criticar, es que 46 minutos es un tanto excesivo para álbumes dentro de este estilo, tan basado en ser lo más directo posible y sin muchas vueltas, por lo que puede llegar a parecer demasiado repetitivo para aquel que no sea súper fanáticos o prefieran más variaciones entre canción y canción. Pero si este hardcore/thrash groovero es lo tuyo (la referencia nacional más cercana sería Plan 4), entonces este disco seguro cumplirá las expectativas que puedas llegar a tener.

Reseña por:  MARTÍN CIRILLO.

Soziedad Alkohólica van a estar presentando “Sistema Antisocial” este viernes 15 de marzo en Museum Live, en Buenos Aires, Argentina.

Con tecnología de Blogger.