Fuego, furor y satanismo, asi fue la presentación de Watain en Bogotá que llenó el Ace of Spades club, uno de los recintos que ahora es una casa del metal para los eventos en la capital del país.

Desde temprano las personas empezaron a llegar al ritual para conmemorar el primer show de metal extremo en la capital, ingresaron pacíficamente e inclusive antes de dar inicio al show, Watain llegó al lugar sin ser invadidos en su privacidad. La banda encargada de abrir el show fue STNZR CULT, quienes ya eran algo conocidos en la escena colombiana por sus apariciones en otros shows. STNZR CULT logró con eficiencia complacer a los asistentes y dar un show adecuado para la apertura de Watain; con alrededor de unas 8 canciones interpretadas, conquistaron en escenario y se ganaron varios saludos ya dentro del público.
STNZ CULT en escena


Una vez terminado el show de apertura, se dio paso a encender las velas rojas de los 6 telones del escenario que contenían el nombre de la banda y un tipo de tridente distinto cada uno en la parte superior, así como a instalar dos cruces invertidas en el frente del escenario con 2 mecheros encendidos; fue así como se dio paso al show de los suecos que iniciaron su ritual con un intro tétrico que les dio la apertura para subir al escenario y sin mas tregua que esa, lanzar el primer cañonazo con la potente ''Storm of the Atintichrist'' y poner todo el recinto en sintonia para mover sus cabezas, levantar sus manos cornudas y cantar sus canciones con voces crudas y desgarradas. Seguido de su primer tema, lanzaron ''Nuclear Alchemy'', uno de los temas mas esperados de su ultima producción discográfica.



El show de la banda originaria de Suecia transcurrió de manera excelente con canciones como ''The child must die'', ''Puzzles ov Flesh'' o ''Sacred damnation'', llevando a los asistentes por un viaje musical excentrico con todos los matices del black metal, que es uno de los puntos fuertes de la banda al poder brindar riffs rapidos, lentos, blast beats, mezclas entre voces guturles y rasgadas y a demás de eso una imagen que concuerda bastante bien con lsus letras, una banda con todo un espectáculo sonoro y visual impecable que llena la sed de sonido estridente con letras que dan justo en el clavo sin ningun tipo de compasión ni remordimiento, con un show donde lo visual logra invadir el lugar y ambientarlo como si fuese un recinto especial del infierno donde los tridentes, las cruces, fuego y velas no están solo de adorno ya que la banda se toma muy enserio el trasfondo personal, ideológico y filosófico de su musica, en diversas ocasiones pudimos ver como los musicos se acercaban a los tridentes y sus respectivas velas rojas (que son las que suelen usarse en rituales) para de alguna manera rendir homenaje a través de palabras que no podíamos escuchar.


El transcurso del show fue un exito total con canciones como ''Furor Diabolicus'', ''Underneath the Cenotaph'', la aclamada ''Malfeitor'' que apareció cuando el público la pidió o ''Towards the sanctuary''. Ya transcurrida una hora de show, se podría decir que los gustos de la mayoría habian sido satisfechos con el set list brindado por la banda y por la energía dejada en tarima ya que se habian desbordado con la actitud y compromiso con los fanes, dejándolo todo en escena como si fuese la primera y ultima vez que vinieran. Luego de esto procedió el cierre del show con 3 canciones especiales para cerrar con broche de oro, se trataba de la famosa ''Sworn to the dark'' que es ya casi un slogan de la banda, se precedió con un cover muy especial que fue ''The Return of darkness and Evil'' de Bathory que puso a todos a mover las cabezas de manera desenfrenada debido a la recepción de la canción y la forma de la interpretación como se dio; finalmente la banda finaliza su show con ''The serpent's Chalice'' y sus frontman se queda en el escenario para dar la despedida y agradecimiento por la acogida del show, levantando una de las cruces al reves, besándola y arrodillandose frente a ella en señal de respeto.



El show de Watain en general fue un ritual lleno de simbolismos en tarima y a demás una congregación ya que se pudo apreciar como la cuestión del ''Black Metal Militia'' se cumplió a cabalidad con un gran numero de seguidores con sus respectivos chalecos de cuero o de mezclilla negros con parches espaldares con diversas imágenes y simbolismos de Watain, entre los cuales se repetía mucho el concepto de Black Metal Militia con los respectivos lobos rabiosos, en definitiva fue un show de culto para tener siempre presente no solo como un espectáculo musical mas que se presenta en el país sino como una experiencia vívida con el black metal y su esencia pura de respeto, unión, honor y compromiso. ¡HAIL!



Un evento mas por: Blasting records Store y Lemmyproductions
Crónica por: Duvan Gomez
Fotos por: Caballero Photo Art
Para ver la galería de fotos completa dale click aquí
Con tecnología de Blogger.