PH: Pablo Gándara
La tercera visita de los estadounidenses se puede decir que es la más completa, por lo menos hablando de los integrantes, ya que Brian “Head” Welch volvió a la banda. Nada supera aquella primera visita hace cinco años encabezando junto a Ozzy Osbourne un Quilmes Rock que tuvo como lugar al Monumental de Núñez, sin embargo el plus de ver a la semi-formación original trae otra emoción.

Las puertas abrieron a las 18hs y dos horas después la única banda soporte le pondría emoción a la noche. Los muchachos de Pork arrasaron con sus set y no solo por la potencia de su temas sino también por dar todo en el escenario sin olvidarse de la humildad. El set se dividió en dos partes, la primera mitad como presentación del excelente “Nace una nueva gente” (2013), “Friends don`t send their friends to rehab”, “Hitler murió en la Argentina”, “Nace…”, “30 años de Saturno” y “La muerte del ángel”. Agite, pogo y festividad previa se sintió en el campo y todavía no era el plato fuerte de la noche. Czar Torelli (voz) agradeció en nombre de la banda la oportunidad de estar tocando junto a Korn y todo el apoyo de los presentes arengando a que se armen más rondas. El único punto en contra y tampoco para tanto fue el volumen del sampler, manejado por Puri Dx, por momentos se perdían las bases como por ejemplo en el tema que le da nombre al último álbum. Para la segunda parte presentaron tres temas de antaño “Akira”, “The Airship” y The wake” de sus discos anteriores. Metal nacional de primer nivel.

Pasadas las 21:00 se apagaron las luces y en la pantalla gigante ubicada al fondo del escenario comenzó un zapping mundial para que Ray Luzier salga y haga la intro de “Blind” primer hit de la banda. “Twist” del segundo álbum Life is peachy (1994) volvió a sonar en vivo luego de varios años y fue continuado por “Fallin away from me” con su actual intro densa y pesada. La nueva etapa musical no podía faltar por eso “Love & meth” y “Narcissistic Cannibal” sonaron tomando en cuenta su reciente trabajo The Paradigm Shift (2013) y T.P.O.T (2012) respectivamente. Head se mostró con un carisma único hacia los fans argentinos y más de una vez se acercó a las vallas regalando saludos y púas.

Durante todo el show casi sin descanso desfilaron temas de casi toda su discografía dejando totalmente de lado los discos “Untitled” (2007) y “Korn III: Remember Who You Are” (2010). “Dead bodies everywhere”, “Coming undone”, “Did my time” y con gaita incluida como ritual de Davis “Shoots and ladders + Somebody Someone”. Los músicos quedaron impresionados de los canticos que vibraron al Malvinas, donde más de una vez se hablaron entre ellos tratando de explicar la emoción que vivían. “Never never”, “Here to stay”,” Y’All Want a Single” y “Prey For Me” cerraron el primer final de Korn de temas propios ya que “Another Brick in the wall” de Pink Floyd sonó por primera vez en Buenos Aires en esta versión metalera.

Volvieron a escena con “Get up” y un cambio de vestuario por parte de Head, remera de IAN NUEVO ORDEN para continuar con “Got the life” y “Freak on a leash” y se retiraron del escenario dando púas, palillos, saludos y ovaciones que iban de ida a vuelta entre ellos y el público. Korn pasó nuevamente por Argentina, aunque no fue su mejor presentación, dio un buen show pasando por clásicos, dejando de lados otros y presentando nuevo material.


Cronica: Jonatan Dalinger
Fotografías: Pablo Gándara


Síguenos en nuestras redes sociales:



Next
Entrada más reciente
Siguiente
This is the last post.
Con tecnología de Blogger.